Sierra de los Filabres (Almería), un hábitat serrano de origen medieval

Share this...
Share on Facebook
Facebook
Pin on Pinterest
Pinterest

La Sierra de los Filabres, en el centro y oeste de la provincia de Almería, en el extremo sureste peninsular, corre paralela al macizo de Sierra Nevada al norte de la misma. Sus características geológicas han generado materiales cuarcíticos y pizarrosos que son la fuente de una rica tradición arquitectónica con origen en el periodo andalusí, en la época medieval. Las cubiertas de pizarra se caracterizan por un modo de construcción complejo. Cada agua que compone un tejado tiene dos pendientes, para evitar que el agua que discurre por ellos se cuele entre las losas de pizarra, llamadas lajas, de gran peso y tamaño, con un solape característico. Es el área más meridional de la Península en la que se emplea este tipo de cubiertas, y la única en la actualidad en Andalucía.

Pero no es el único modo de construir, ya que esta sierra reúne otras dos tradiciones constructivas, en torno a la teja árabe y las cubiertas planas. La búsqueda del agua originó asentamientos a partir de sistemas de riego por tandas, utilizando para ello saberes en torno a su captación, manejo y distribución con la construcción de minas de agua, noria, acequias s o aljibes. La minería y los aumentos en la demografía de la zona presionaron el  medio, sobre todo a la vegetación autóctona, marcando fuertemente este medio. Hoy, la Sierra de Filabres se conforma en su mayor parte por paisajes marcados por la despoblación, donde las huellas de la actividad humana contribuyen a su extraña y a la vez singular belleza.

© 2022 Mapa Cultural Ediciones

Sitio web diseñado y desarrollado por Citysem Marketing