logo

Molinos mareales de Bretaña

Bretaña ha sido históricamente una de las zonas del mundo con más alta concentración de molinos mareales, sin duda debido a la fuerza de las mareas en la región que en su costa norte alcanzan el máximo europeo con hasta trece metros de altura de diferencia entre la pleamar y la bajamar. De hecho en esta costa norte, en la desembocadura de la Rance, se sitúa la primera central mareomotriz construida en el mundo y que sigue siendo una de las más grandes. Hoy solo quedan un puñado de molinos mareales en pie, entre los cuales destacan estos dos: el moulin du Prat en La Vicomt-sur-Rance (en el departamento de Côtes-d’Armor), situado en la ribera del río Rance, tierra adentro hasta donde llega increíblemente la fuerza de la marea y el moulin de Berno, del siglo XVI, en l’u00eele d’Arz (departamento de Morbihan), en un emplazamiento marcadamente didáctico que permite comprender el curioso sistema de aprovechamiento energético que son los molinos mareales.